Estás entrando en One Way Rock, quizás será tu primera vez, quizás será tu segunda o quizás nunca más vuelvas a hacerlo, lo que sí es seguro es que te estarás marcando un acorde, el cual tendrá siempre un hueco en este mar de canciones.

miércoles, 6 de febrero de 2013

ARGO

Cryin' won't help you, prayin' won't do you no good,
When the levee breaks, mama, you got to move.

 
Peliculón. Así, en una sola palabra. Hace unos días por fin pude verla y no me cabe duda de que está a la altura de lo que esperaba después de ver el saco de premios que está chupando de todos los festivales, pese al feo de los Oscar con Ben Affleck. (ejem) La intriga y angustia que consigue crear en algunas escenas te engancha, y eso que para mí el cine de Ben era un poco bluf, ni siquiera él me caía muy allá. Pero ojo, hay que saber rectificar.

Pero bueno, lo mio no viene siendo hablar de cine, yo solo puedo decir si una película es buena o mala en función de si me gusta o no, datos técnicos cero. A mí lo que de verdad me ha gustado es la selección musical de Ben, no sé si la banda sonora, llena de cortes de música oriental o whatever. Pero para la ambientación seleccionó 4 temazos de la hostia. No os voy a romper la intriga de las escenas por si algun@ no la ha visto aun, pero si se puede decir que los Stones, Dire Straits, Van Halen y como no Led Zeppelin andan por ahí. La sorpresa de escuchar mi canción favorita de los Zep, en un momento crítico de la historia ha sido espectacular, cuadra perfecto, como anillo al dedo, como uña y roña. El temazo no podía ser otro, When The Levee Breaks, brutal.




Y digo más, no sé si sabéis que hay un anuncio, no me acuerdo muy bien de que, en el que un dictador le dice a un pueblo que deben de conducir un coche el resto de su vida, tener una mascota, y escuchar una misma canción... pues bien, esta sería mi canción para el resto de mis días. Sin duda.

Y eso es todo por hoy. Bueno, todo no, os voy a recomendar un blog muy sabroso, y cuando entréis en él comprenderéis el por qué. Dulce de Coco, id probando a ver que os parece.